Programas radiales argentinos que se escuchaban en Santa Fe hace varias décadas.

La música en la radio

Hasta donde llegan mis recuerdos siempre me gustó la música. Tengo la suerte de poseer un buen oído y además memoria para las melodías con su respectivo título, un hábito adquirido escuchando la radio. Porque en la época que comencé a escuchar radio (y bastante tiempo después también) los temas se anunciaban previamente a su difusión, diciendo algo como "a continuación escucharán tal Tema, de Fulano y Mengano, por la orquesta de Zutano". Como quería disfrutar el tema desde su comienzo era importante poder identificarlo cuando lo anunciaban, y si era algo que me gustaba, paraba la oreja.

El repertorio musical que se difundía diariamente en la radio de los años 50 era muy variado (también en la década siguiente, pero no tanto). En cualquier emisora podía escucharse todo tipo de música, y gran parte de la programación estaba dedicada a difundirla, ya sea mediante grabaciones o interpretada en vivo. La radio era una importante fuente de trabajo para los músicos, pues aparte de la orquesta estable que tenían las grandes emisoras, había programas especiales en los que actuaban orquestas, solistas o cantantes de renombre, para los cuales se firmaba un contrato por determinada cantidad de actuaciones a cambio de una remuneración. En las emisoras del interior cuyo presupuesto era reducido, lo más frecuente era que los músicos o cantantes actuaran con el fin de promocionarse, pues la radio daba mucho prestigio, y además podían ser escuchados por mucha gente. Para poder tocar o cantar en una emisora, salvo que fueran artistas conocidos, era necesario ser aprobado por el director artístico, una especie de control de calidad que se hacía por respeto a los oyentes.

Salvo las "grandes" (El Mundo, Belgrano y Splendid), que tenían orquesta estable, las otras emisoras solían tener un pianista o un conjunto de guitarras que a veces hacían actuaciones especiales en determinados horarios, pero generalmente acompañaban a los cantantes que no llevaban un conjunto propio. También debían acompañar a los participantes de los concursos de canto, que eran bastante frecuentes, y de donde surgieron algunos cantantes que luego se hicieron famosos, aunque no lo ganaran. Por ejemplo en el que participó Agustín Magaldi el ganador fue Charlo, y bastante más acá en el tiempo, Mercedes Sosa también ganó uno de esos concursos en una emisora de Tucumán cuando tenía 15 años.

En los programas infantiles, donde los chicos podían recitar o cantar, los guitarristas estables de la emisora debían acompañarlos "siguiéndolos como podían", pues no sabían en que tono comenzarían la canción, aunque lo peor era cuando el chico desafinaba mucho o cambiaba constantemente el tono. Como se trataba de programas destinados a que los chicos se divirtieran, con buen criterio a mi modo de ver, no eran examinados por el director artístico de la emisora, y por eso podía darse cualquier sorpresa. A veces eran muy chiquitos, de treo o cuatro años, y se olvidaban la letra del versito en mitad del recitado, o a último momento decidían suspender la actuación. Esa clase de programas infantiles también ha desaparecido de la radio actual, y si bien tampoco recuerdo que los hubiera en las emisoras "grandes", eran bastante frecuentes en las emisoras del interior, por lo que destinaré una entrada especial para comentar aquellos que pude escuchar alguna vez.

Pero volviendo al tema central de esta entrada, la música en la radio se manifestaba de muchas maneras, en programas con grabaciones, en los bailables o en las actuaciones especiales de determinados artistas, lo que será motivo de varias entradas en el blog para contar con más detalle algunos de estos programas.

2 Visitantes dijeron...:

Anónimo dijo...

Hola J.C., nuevamente pasaba cerca y me arrime a ver que hay de nuevo y me sorprendo con las cosas nuevas y excelentes que has agregado, particularmente esta "La musica en la Radio" porque me retrotrajo a mis lejanas epocas de la decada 50/60 en la cual hacia furor el jazz de las grandes bandas. Yo por entonces ya trabajaba a si que mi esparcimiento era a la noche cundo me prendia a la PHILCO TROPIC con ojo electrico (te acordas J.C. ese artefacto que permitia una sintonia perfecta)y me dormia arrullado por Harry James, Glen Miller, Benny Goodman, Artie Saw, Tomy Dorsey, e infinidad de orquestas que tocaban para mi a traves de la magia de la bendita radio, hay tanto y lindo para contar sobre esa epoca, pero el espacio limita. Gracias por permitirme volcar estos recuerdos.
JUAN HUMBERTO

Juan Carlos dijo...

Gracias por tu comentario Juan Humberto. A decir verdad me gustaría agregar entradas con más frecuencia, pero quiero poner algo más que texto y le doy muchas vueltas hasta que hago algo que me parezca interesante, como la página de "Héctor y su jazz" o la de "El órgano que habla". Pero también veo que este es un espacio para avivar los recuerdos, y un párrafo podría ser suficiente para lograrlo, así que voy a poner más entradas como esta, donde vuelque mis propios recuerdos acerca de lo lindo que era la radio de otras épocas.

En lo que se refiere a la música, en la actualidad tiene un espacio importante en el horario radial, pero con muy poca variedad, tanto de géneros musicales como de épocas. En mi opinión la música popular, al menos la que tiene difusión, entró en un callejón sin salida y hace décadas que no se renueva, como en otras épocas. Hablando en términos biológicos podría decirse que "se empobreció el genoma" al concentrarse en las baladas y el rock. Incluso la mayoría de las grandes figuras de la música son ancianos, y los nuevos son más producto de la publicidad que de sus propias condiciones.

Por favor, lea las instrucciones antes de escribir su comentario

Su comentario no aparecerá de inmediato porque antes debe ser aprobado. Esto es así para evitar que aparezcan mensajes ofensivos o de mal gusto.
Para poner un nombre en lugar de "Anónimo", seleccione "Nombre/URL" en el menú desplegable que está debajo del recuadro, al lado de Comentar como:, ponga el nombre que desee (la URL no es necesaria) y haga clic en Continuar.
Si prefiere escribir un mail puede hacerlo mediante el botón Contacto, debajo del menú, a la derecha. O bien poner en su comentario su dirección de mail, en cuyo caso no será publicado.